Menú

My Little Monsters: Rusty

Actualizado el 25 de junio, 2016 | Peluches

Aprovechando para presentaros al pequeño Rusty, hoy os quiero explicar de dónde y porqué surge la idea de crear monstruos, ya que es una de las preguntas más habituales que me hacéis 😀

¿Cómo surge la idea de crear monstruos?

Hoy, después de mantener una larga conversación con un amigo donde me preguntaba de dónde venia mi afición a crear monstruos, bichos y demás cosas raras, y he llegado a la conclusión de que esto probablemente se debe en gran medida a pasar de pequeña horas y horas devorando libros del tipo Donde viven los monstruos, o viendo películas como Dentro del laberinto o Cristal oscuro. El porqué de deciros esto, es porque muchas veces no nos paramos a pensar de dónde vienen todas esas ideas que nos rondan por la cabeza y por qué surgen.

Pues bien, todos sabemos que el ser humano desde pequeño aprende por imitación, desde hablar a escribir, pasando por montar en bici, etc, e irremediablemente con el arte pasa algo parecido.

Seguro que os ha pasado alguna vez que cuando veis la obra de cualquier artista, siempre pensáis “se parece a dragón” o “tiene patas de murciélago”.

Pues sí, es cierto. Y lo peor es que no sabes hasta que punto te influencian las cosas hasta que no te paras a pensarlo y, para bien o para mal toda la información que nos entra por los cinco sentidos, se acumulada sin darnos cuenta en nuestro cerebro y da pie a desarrollar la forma de crear tus propias piezas originales.

Digamos que para mi el arte es como coger una coctelera que se llena con una pizca de realidad, un puñado de imaginación, y pasión.

Todo ello agitado bien, da como resultado una copa de pura fantasía. Un claro ejemplo de lo que os digo es el pequeño Rusty.

¿En qué se basa el pequeño Rusty?

Rusty es una mezcla de muchas cosas y de nada a la vez.

La idea inicial de esta pieza, era plasmar todo aquello que me horroriza y me encanta a la par, para crear algo único, divertido y original.

Cuerpo y cara:

No están elegidos al azar. Si os fijáis bien su pequeño cuerpo alargado, su cara con ojos saltones y sobretodo sus colores predominados por el negro y el amarillo recuerdan a un insecto, pero con cara monstruosa y dientes desalineados.

Una abeja, sí.

Aunque no lo parezca, en eso me base para darle vida a este monstruo.

Rust

Rust

Extremidades:

Sus patas no son más que una imitación deformada de los pies humanos, (sólo que con garras afiladas y terroríficas) pero… sus largas y afiladas manos, también están basadas en otro insecto. .

¿Lo adivináis?,¡correcto!. ¡En las patas de una araña!.

Siempre me han gustado las arañas y la forma tan elegante que tienen sus diminutas patitas al moverse. Tanto, que podría pasarme las horas muertas viéndolas caminar.

Así que no se me ocurría mejor idea que plasmar mi propia versión de sus patitas estilosas, en las manos de Rusty simulando sus dedos.

Rust

Rust y sus manitas de araña.

Como podéis observar queramos o no, la realidad forma parte de nuestra ficción creativa.

Rust, es el claro ejemplo de esa coctelera imaginaria de la que os hablaba en párrafos anteriores.

Es todo sin ser nada en particular, es todo siendo único.

Os dejo con unas fotos de este pequeño ser tan especial para mí.

Conoce a Rust

Rust es un monstruo tímido. No os dejéis engañar por su apariencia horrorosa porque dentro de él se alberga el corazón más tierno que jamás haya existido en el mundo de los monstruos.

Al principio era un poco tímido y le costó salir de su escondite…

Rust

Pero después de un largo tiempo de espera, se acercó a mí cuidadosamente y dejó que le cogiera en mi mano.

Rust

Estaba temblando y lloriqueando como un bebe. Supuse que tenía hambre, pero tenía un problema… ¡no sé lo que comen los monstruos!

Le deje en la mesa de mi escritorio para buscar algo en la cocina que pudiera comer, pero cuando volví, ¡bam! estaba junto a los caramelos dispuesto a comérselos todos…

Rust

DSC03539

Una vez acabó con la pila de dulces parecía más calmado y ya no tiritaba de miedo.

Se volvió a subir en mi mano, y mientras veía desde la ventana como bajaba el sol, se quedó plácidamente dormido.

Rust

Gracias por leerme.¡Nos vemos en la próxima aventura monstruosa!

¡Suscríbete a la lista de correo!

Recibe todas mis actualizaciones GRATIS directamente en tu email